feed

Lo merecido


Cuando yo era chico, y vivía en un barrio, la gran novedad o logro era tener un auto, y cuanto más lujoso era el auto más reconocimiento para la familia que lo había obtenido. Pero para nosotros había una distinción, el reconocimiento a la familia era en función de qué había hecho para conseguir ese auto. Había familias que trabajaban padres e hijos y se compraban un Seat. Y había familias que se ganaban la lotería y se compraban un Mercedes Benz. Y nosotros valorábamos al que trabajaba mucho y se había comprado el Seat. Le doy ese ejemplo porque a partir de ahí aprendí que no se evalúa lo conseguido sino lo merecido. Primero hay que ver si el medio está de acuerdo con que se evalúe lo merecido y no lo conseguido.
La respuesta es no.

Marcelo Bielsa

El pijama



Un hombre llama a su esposa desde el trabajo y le dice....

''Querida, el Jefe me pide que lo acompañe a pescar a Canadá con algunos clientes muy importantes.... Nos vamos una semana y ésta será una muy buena oportunidad para conseguir mi tan ansiada promoción. No te olvides de meter suficiente ropa para una semana, además de la caña de pescar y la bolsa con los anzuelos, que cuando salga de la oficina lo paso a buscar... ¡Ah... y no te olvides de incluir mi pijama de seda azul! ''

La esposa piensa que esto suena un 'poquito' extraño... y que era de lo más llamativo que necesitase un pijama tan lujoso para una excursión de pesca, pero como buena esposa hizo lo que su marido le pidió.

Una semana después regresa el marido.. un poco cansado...pero contento.

La esposa le da la bienvenida y le pregunta...

¿Pescaste mucho??

- ¡Ufff!... - contesta él - No dejamos una trucha ni para muestra.

Pero... ¿Por qué no metiste mi pijama azul , como te pedí?

Y la mujer le responde...

- Sí, sí que lo hice...

- No,- responde él- miré bien y no estaba.

Ella le responde:

- Lo habrías visto si hubieras abierto la caja de los artículos de pesca...

LA INTELIGENCIA ES ALGO QUE SE ADQUIERE POCO A POCO Y CON SACRIFICIO

MORALEJA: cuando un hombre va con la fruta, la mujer ya viene con la mermelada, así que no te la tires de vivo.


La voz de Hijitus, Pichichus y Cachavacha


Néstor D'Alessandro comenzó su carrera artística tocando el piano en la orquesta de su padre, Nicolás D'Alessandro, aunque se destacaba en la imitación de voces. 

 En 1961 conoce a García Ferré, quien estaba buscando a un músico que hiciera jingles para terminar una publicidad del postre Mantecol. Néstor fue el autor de una canción que quienes pintan algunas canas recuerdan: "Por la vida contento voy saboreando un rico Mantecol..." 

Una vez incorporado a la empresa del gran animador y productor español-argentino, D'Alessandro comienza a hacer voces en cortos de 2 minutos que inventaba Ferré con sus personajes Anteojito y Antifáz (que en esos momentos estaban en canal 9). Y así, cuando en 1967 comienza a emitirse la serie "Las aventuras de Hijitus", D'Alessandro hace las voces de Hijitus, que incluía un truco de aceleramiento en la cinta de audio; los ladridos de Pichichus y, según se cree, su máxima creación: la voz de la bruja Cachavacha. 

Además, era guionista de la tira. Más tarde, haría personajes en varios programas de televisión producidos por García Ferré e incluso tendría su propia tira (o fotonovela) en la revista Anteojito: 'Manuelo', lo que lo terminó haciendo tremendamente popular entre chicos y grandes. 



Los chicos lo recordarán siempre en la voz de esos queridos personajes.

http://www.diarioregistrado.com

Rivalidad

 

Dicen que, tras las apariencias simpáticas de ambos, existía una gran rivalidad entre Luciano Pavarotti y Placido Domingo.

Sin embargo, el azar hace que se encuentren en el Aeropuerto J.K.Kennedy, cruzándose sin posibilidad de ignorarse.

Cuentan que se produjo el siguiente dialogo:

LP : Como andas Placido tanto tiempo sin vernos?

PD : Excelente Luciano, vengo de un concierto en la Scala de Milan, el teatro completamente colmado y mi actuación fue realmente fabulosa. Tuve que salir a saludar 35 veces y una estatua de la Virgen María que se encontraba a la derecha del escenario, lloró. Y vos, Luciano como andan tus conciertos ?

LP : No te imaginás, Placido, lo que fue mi concierto en esta bella ciudad de Nueva York. Cante como nunca había cantado a teatro lleno, arias, canzonettas,bises y cada vez la gente aplaudía más. Tuve que salir a saludar 62 veces y, al final de los mismos, se produjo un hecho increíble: desde una Cruz tamaño natural que había al borde del escenario, se liberó Jesus y, viniendo hacia mi me abrazó y me dijo :

-Vos si que cantas bien, no como ese otro gallego hijo de puta que la hizo llorar a Mamá.-

Colaboración de David Gleiser

El Hombre Mediocre


Del libro "El Hombre Mediocre", de José Ingenieros.

"Cada cierto tiempo el equilibrio social se rompe a favor de la mediocridad.
El ambiente se torna refractario a todo afán de perfección, los ideales se debilitan y la dignidad se ausenta; los hombres acomodaticios tienen su primavera florida.
Los gobernantes no crean ese estado de cosas; lo representan.

El mediocre ignora el justo medio, nunca hace un juicio sobre si, desconoce la autocrítica, está condenado a permanecer en su módico refugio.

El mediocre rechaza el diálogo, no se atreve a confrontar, con el que piensa distinto. Es fundamentalmente inseguro y busca excusas que siempre se apoyan en la descalificación del otro. Carece de coraje para expresar o debatir públicamente sus ideas, propósitos y proyectos. Se comunica mediante el monologo y el aplauso.

Esta actitud lo encierra en la convicción de que él posee la verdad, la luz, y su adversario el error, la oscuridad.

Los que piensan y actúan así integran una comunidad enferma y más grave aún, la dirigen, o pretenden hacerlo.

El mediocre no logra liberarse de sus resentimientos, viejísimo problema que siempre desnaturaliza a la Justicia.

No soporta las formas, las confunde con formalidades, por lo cual desconoce la cortesía, que es una forma de respeto por los demás.

Se siente libre de culpa y serena su conciencia si disposiciones legales lo liberan de las sanciones por las faltas que cometió.

La impunidad lo tranquiliza. Siempre hay mediocres, son perennes. Lo que varía es su prestigio y su influencia.

Cuando se reemplaza lo cualitativo por lo conveniente, el rebelde es igual al lacayo, porque los valores se acomodan a las circunstancias.

Hay más presencias personales que proyectos. La declinación de la “educación” y su confusión con “enseñanza” permiten una sociedad sin ideales y sin cultura, lo que facilita la existencia de políticos ignorantes y rapaces."

José Ingenieros

Colabora David Gleiser



Su verdadero nombre era Giuseppe INGEGNIERI.
Nació en Italia en 1877. Vino a la Argentina con sus padres, de muy pequeño . Estudió en el Nacional Buenos Aires. Luego se recibió de Médico. Fue escritor, filósofo y sociólogo. Participó en política. Falleció en Buenos Aires a los 49 años, en 1925.


La emancipación de mi tía Eulalia


Amas de casa, madres obsesivas, "mujeres al borde de un ataque de nervios" aprendamos de tía Eulalia.

Mi tía Eulalia (nombre que significa ‘Elocuente, de gran raciocinio y dulces modales’) tenía muchos problemas. Había estado ganando peso y sentía dolores por todos lados. No dormía, se mordía las uñas y rechinaba los dientes. Era irritable, gruñona, amargada y andaba todo el día con cara de preocupación. Hasta que un día, de pronto, ella cambió.

La situación estaba igual, pero ella era distinta, no reaccionaba como siempre:
"Vieja-dijo su marido- ¡hoy tuve un día tremendo en la oficina, un día de locos!"
-Ah, bueno.-contestó mi tía. -Ya descansarás... toma algo fresco y una buena ducha.

"Mamá -dijo mi primo- patiné con las dos materias en la facultad. Me bocharon"
-Ah, bueno. -respondió mi tía. -Ya te recuperarás y si no, pues repites el semestre. Pero te lo pagas tú.

"Mamá- dijo mi prima- Choqué el auto y se me hizo un terrible bollo adelante."
-Ah, bueno. -suspiró mi tía. -Llamá al seguro, llévalo al taller, busca como pagar y mientras tanto, movilízate en colectivo, subte, o que alguien te acerque.

"Mamá- dijo mi otra prima- Estaba con unas amigas y me dejé olvidado el celular en un bar y cuando regresé, ya no estaba y ¡nadie sabía nada! ¡Me quiero morir! ¡Ahí tenía todas las fotos, contactos, ¡Todo!”
-Ah, bueno. -dijo mi tía. -Llamá a la compañía de celular y hacé la denuncia; ya podrás comprarte otro celular, con tiempo.

Finalmente, llegó su hermana menor, mi otra tía, que siempre la fustigaba y clamaba: "-¡Eulalia...! me peleé con mi marido y vengo a vivir un tiempo con ustedes."
-Ah, bueno. -dijo mi tía. -Acomodate en alguna cama que encuentres disponible en el primer piso, buscá la ropa de cama en el placard de la habitación grande y ponete cómoda.

Aunque todas las respuestas eran absolutamente lógicas, todos se reunieron muy desconcertados y preocupados al ver estas "falta de reacciones y mala sangre" de mi tía. Sospechaban que hubiera ido al médico para que le recetara unas pastillas de algún medicamento tipo ‘A mi que me importa’ de 1000 mgrs. Seguramente también estaría ingiriendo una sobredosis.

Propusieron entre ellos hacer una "intervención" a mi tía para alejarla de cualquier posible adicción que tuviera hacia algún medicamento anti-berrinches. Pero cuál fue su sorpresa, que cuando se reunieron en torno a ella y mi tía explicó:

“- Me tomó mucho tiempo darme cuenta de que cada quien es responsable de su vida, me tomó años descubrir que mi angustia, mi mortificación, mi depresión, mi coraje, mi insomnio y mi estrés, no solo no resolvían sus problemas sino que agravaban los míos. Siempre que les sugería algo, respondían con objeciones y debía buscar otra cosa. Yo no soy responsable de las acciones de los demás, pero sí soy responsable de las reacciones que yo exprese ante eso. Por lo tanto, llegué a la conclusión de que mi deber para conmigo misma y para la salud de la familia, es mantener la calma y dejar que cada quien resuelva lo que le corresponde.”

“- He tomado las cinco clases de yoga que ustedes me insistían que tomara y leí todos los libros de ‘autoayuda’ que ustedes han comprado y tienen en la biblioteca, libros de filosofía zen, de Milagros, de Recursos Humanos, de Higiene Mental, las Cartas de san Pablo y otros más...y hay un común denominador: finalmente todos conducen al mismo punto...eso es que yo solo puedo tener injerencia sobre mí misma.”

“- Ustedes tienen todos los recursos necesarios para resolver su propia vida. Yo solo podré darles mi consejo si es que acaso me lo pidieran, y de ustedes depende seguirlo o no.”

“- Así que de hoy en adelante, yo dejo de ser el receptáculo de sus responsabilidades, el recipiente de sus culpas, la lavandera de sus remordimientos, la abogada de sus faltas, la depositaria de sus deberes, o su llanta de repuesto para cumplir sus responsabilidades. Los declaro a todos Adultos, Independientes y Auto-suficientes."

Todos se quedaron mudos. Desde ese día la familia comenzó a funcionar mejor...Porque cuando la Tía Eulalia está bien, todos en la casa saben lo que les toca hacer.


Anónimo
 
Colaboración de Julio Cesar Fernandez

PETiT PiERRE



A PETiT PiERRE (1909-1992) le gustaba decir que nació "sin terminar". Medio ciego, casi sordo y mudo, no aprendió jamás a leer ni a escribir. A la edad de siete años lo retiran de la escuela para confiarle el “oficio de los inocentes”: pastor.
En los campos, Petit Pierre observa la naturaleza, los animales, los hombres que trabajan. La invasión de las máquinas en la vida del hombre le deja perplejo y pasa sus días analizando el movimiento de los aparatos con los que se topa. Solitario y fascinado por la velocidad a la que cambia el mundo, pasa casi cuarenta años creando un carrusel, un juego giratorio, una máquina poética de belleza singular, de tal complejidad mecánica que ni los ingenieros logran explicarla y que aún hoy sigue girando con ensordecedor chirrido de hierros.
Pierre Avezard, tal su nombre real, fue un ser excepcional cuya vida y obra han emocionado a miles de personas. A lo largo de toda su vida creó una instalación mecánica que se ha convertido en un gran poema de amor a la vida, que fascina tanto por la riqueza de personajes que presenta como por la sorprendente ingeniería mecánica que lo anima. Cada primavera la mostraba orgulloso a todo aquel que quisiera acompañarle y él mismo la hacía funcionar como una auténtica prolongación de su cuerpo. Todos aquellos que le conocieron quedaron marcados por este ser singular y maravilloso, capaz de crear una obra extraordinariamente sencilla pero extraordinariamente poderosa.

Colaboración L.L.Fucci

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...