feed

La radio Spica

Recientemente un amigo de juventud subió en Facebook la foto de la radio de marras. Como un tesoro redescubierto me asaltó la idea de ir a buscarla entre las miles de cosas que acumulan el polvo del pasado y acudieron a mí los recuerdos de Modart en la Noche, Las Siete Lunas de Crandall, El negro Martineitz leyendo libros a la madrugada y cuanta persona ocupó el dial por aquellos años en que no había televisión nocturna, no nos dejaban tener prendida la luz para leer un buen libro y la radio con auricular mono era la tabla de salvación del noctámbulo.
Claro que esa misma radio acompañaba al mate y las tardes de futbol, pero cada uno con sus propios recuerdos.
Tambien fue el kit de electrónica con el que hice mis primero y fallidos pasos en el rubro. Una maraña de circuitos y símbolos que me acompañaría toda la vida. Pero esas copias regulares de la original nunca llegarían a perdurar tanto tiempo. y aunque la famosa radio Spica es considerada el brontosuario de los actuales equipos de audio portátiles , fue la punta de lanza de la revolución de los transistores.
La primer radio portátil comercial fue la Regency TR-1 (1954) de Texas Instruments. La forma de construirlas cambió pues empleaba transistores en lugar de los tubos de las demás radios preexistentes. La radio se popularizó y al volverse portátil generó un punto de quiebre en la historia de nuestro desarrollo tecnológico, salvando las distancias, significó un avance equiparable al de la actual Internet.



La fábrica que construyó masivamente esta radio fue fundada en el año 1939, con la marca JAPAN TRANSFORMER WORKS Co. Ltd., dedicada como lo dice su nombre, a la fabricación de transformadores eléctricos. Pero acorde a los cambios en el año 1945, cambia su nombre por el de SANRITSU ELECTRIC Co. Ltd. nombre que aparece en las etiquetas de su producto más noble: la Spica

La fabricación de sus radios a transistores recién comenzó en el año 1955, llegando al record de más de un millón de receptores en diciembre de 1964, correspondiendo el mayor porcentaje de dicha producción al famoso modelo ST 600, que fuera exportado a todo el mundo.

Sintonizaba exclusivamente emisoras de AM (amplitud modulada), o lo que en ese tiempo se denominaba onda larga.

Llevaba 4 pilas AA de bajo rendimiento, y cubría la banda de 535 a 1605 khz. Tenía 6 transistores PNP de Germanio, 5 bobinas y dos transformadores, para la etapa de sonido. (Son 6 transistores Thosiba Serie 2S (2SA52, 2SA53, 2SB54 y 2SB56 a la salida en clase B con transformador). Rango 535 a 1605 Khz. ,F.I. de 455 Khz.)
La recepción era muy buena y el sonido nítido. Por las noches, con buen clima y la Ionósfera despejada, se podían sintonizar emisoras del interior, algunas de Uruguay que siempre nos contarían la verdad de lo que ocurría en Argentina, cosa que durante las épocas de la represión y la guerra nos permitía estar mejor informados.

En el año 1989 la fábrica evoluciona con los tiempos y cambia nuevamente su nombre por el de SANRITZ CORPORATION, dedicada la fabricación de plásticos polarizados para paneles LCD.

Como nota curiosa, el significado de su logo, dos triángulos en color rojo estampados en el dial cromado corresponden a las frecuencias de 640 Khz. y 1.240 Khz., frecuencias asignadas por el gobierno norteamericano en la década del cincuenta para las trasmisiones especiales o de emergencia (activación de una alarma) en caso de guerra nuclear o radiaciones peligrosas en este campo. Dichas frecuencias no podían ser utilizadas ni interferidas por emisora alguna (zonas de silencio) y serían utilizadas sólo ante una amenaza nuclear o tragedia con el fin de informar a la población ante la eventualidad de una amenaza atómica, tan inquietante y común en aquella época.

Este sistema recibió el nombre de CONELRAD Control of Electromagnetic -ó Electronic- Radiation, (Control de Radiación Electromagnética o Electrónica) y fue instaurado el 26 de marzo de 1951 por el entonces presidente de los EEUU, Harry Truman. Quedaría sin efecto el 5 de agosto de 1963, siendo reemplazado por otros sistemas mas sofisticados hasta las postrimerías del año 1994.

Leímos  http://1977voltios.blogspot.com.ar http://penavarro.blogspot.com.ar

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Tan buena era, que desde Rosario de noche podía escuchar en 800 KHz Radio Netherland desde la Isla de Bonaire en el Caribe.

Publicar un comentario

Su comentario será leído y moderado en cuanto encuentre mis lentes. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-15341775-1