feed

Un poema de J.R. Jiménez


EL VIAJE DEFINITIVO

Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros cantando;
y se quedará mi huerto con su verde árbol,
y con su pozo blanco.

Todas las tardes el cielo será azul y plácido;
y tocarán, como esta tarde están tocando,
las campanas del campanario.

Se morirán aquellos que me amaron;
y el pueblo se hará nuevo cada año;
y en el rincón de aquel mi huerto florido y encalado,
mi espíritu errará, nostálgico.

Y yo me iré; y estaré solo, sin hogar, sin árbol
verde, sin pozo blanco,
sin cielo azul y plácido...
Y se quedarán los pájaros cantando.
 
Juan Ramón Jiménez
Premio Nobel de literatura

6 comentarios:

noah dijo...

Socio, para no gustarle la poesía, tiene ud. muy buen gusto al alegirlas.

Hermosa.

Un abrazo

Cantares dijo...

Hermoso! Gracias.
Un beso

Pincho dijo...

Todo lo que amamos se quedará aunque no lo veamos. Es eterno.
Me gusta. No es triste. Es cierto.
Un cariño.

Pincho dijo...

Cantares, la poesía no es mi fuerte, como dice Noah, no sé de donde saca esas cosas, pero alguna que otra, cuanto más nostálgica mejor, me llegan profundo. Como ésta.
Un cariño.

evaglauca dijo...

Bello poema, los maestros nunca se van, siempre se quedan enredados en sus versos y en nuestro corazones.

Un abrazo

OPin dijo...

Asi es Evaglauca. Gracias por quedarse a comentar.
Un cariño

Publicar un comentario

Su comentario será leído y moderado en cuanto encuentre mis lentes. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-15341775-1