feed

La sabiduría que sólo dan los años


Un viejo estanciero tenía un lago en su enorme estancia.
Después de mucho tiempo sin visitarlo, decide ir a echar un vistazo general para ver si estaba todo en orden.
Llevó un balde para aprovechar el paseo y traer unas frutas existentes en el camino.
Al aproximarse al lago, escuchó voces femeninas, animadas, divirtiéndose.
Llegando un poco mas cerca, avistó un grupo de mujeres bañándose, completamente desnudas.
Se acercó y, con eso, todas se fueron a la parte más honda del lago, manteniendo solamente la cabeza fuera del agua.
Una de las mujeres gritó: 

-No saldremos mientras usted no se aleje!

El viejo respondió:

-Yo no vengo hasta aquí para verlas nadar ni molestarlas!...

Levantando el balde, les dijo:

- Estoy aquí, como todos los días, solamente para alimentar al yacaré....
(Edad, experiencia y oficio, siempre triunfarán sobre la  juventud y el  entusiasmo.)

5 comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario será leído y moderado en cuanto encuentre mis lentes. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-15341775-1